No te mueras sin decirme adónde vas, película de Eliseo Subiela.

NO TE MUERAS SIN DECIRME A DONDE VAS- IMAGEN DE INTERNETLa película fue realizada en 1995 y cuenta con música de Pedro Aznar. Se trata de la historia de Leopoldo, quien lleva años intentando construir una máquina capaz de grabar los sueños humanos. Un día consigue grabar un sueño, en el que se enamora de una mujer que vivió 110 años antes.

Poco después, conoce a esa mujer en la puerta del cine en el que trabaja. Se llama Raquel, y dice que ambos llevan años reencarnándose y convirtiéndose en amantes. Leopoldo no consigue recordar nada de Raquel, pero ambos se enamoran. Todo cambia cuando Raquel se confiesa harta de reencarnaciones, y desea permanecer muerta de una vez por todas, mientras que Leopoldo tiene un miedo atroz a la muerte.

Una gran película del cine argentino que se vio ayer en la tarde por Canal Volver.

Share