Estuvimos con el presidente de la Asociación de Productores Independientes de Cable en Argentina

La publicidad puede ser un instrumento útil para apoyar honesta y éticamente una responsable competitividad que contribuya al crecimiento económico y al servicio del auténtico desarrollo humano. (1)

Pero, muchas veces, en lugar de estar al servicio del bien común, hace lo opuesto.

Es por esto que exigir calidad en las programaciones televisivas es aspirar a que los medios favorezcan a sus audiencias.

En Estados Unidos los grandes anunciantes promueven programas familiares. Simplemente no quieren patrocinar más sexo, violencia o diálogos de mal gusto.

Estas empresas no quieren perjudicar a los niños y a las audiencias, respetando sus derechos y respondiendo positivamente a sus aspiraciones por la calidad.

Las empresas están considerando cada vez con más atención las reacciones de los consumidores ante sus productos y promociones.

Y este rechazo generalizado a una gran parte de la programación televisiva ha llevado a varias de las más grandes empresas de Estados Unidos a aunar esfuerzos para que las cadenas televisivas emitan mejores programas.

El plan consiste en incentivar con subvenciones y premios a productoras, cadenas y guionistas para que produzcan mejores programas y contribuir con campañas pagando tarifas más altas que los precios habituales en programas adecuados, aunque no tengan buenas mediciones de rating. (2) (3)

Simplemente piden ampliar las opciones para que ellos puedan elegir mejor dónde colocar sus inversiones.

La supervivencia y la continuidad de los programas depende del soporte económico que les brinda la publicidad. Es por eso que la única manera de evitar la programación inconveniente es que los empresarios no la transmitan y los anunciantes no la respalden.

El sensacionalismo y lo prohibido vende. Está en cada empresario decidir si quiere vivir vendiendo amarillismo. Esta opción puede darse donde cada empresario quiera invertir capital, pero no debe darse en medios de difusión que dependen de una licencia estatal para los licenciatarios de esos medios. (4)

Tiene que haber un equilibrio entre los deberes y derechos de los empresarios de la televisión, y los deberes y derechos de las audiencias, sobre todo de los niños.

Se considera a los niños diferentes de los adultos por ser más vulnerables, por ser menos capaces de aplicar juicio crítico.

Es necesario respetar el derecho de los niños a ser niños y no exponerlos antes de tiempo a temáticas que son propias de los adultos (5).

FUND TV tiene un enfoque optimista y premia todos los años a los programas y piezas publicitarias que hayan contribuido a elevar la calidad del servicio que la TV brinda a la sociedad.

Producciones para el cable

Preocupados por la declinación cada vez más pronunciada de los programas de cable locales, un grupo de productores de programas en Argentina formaron la Asociación Argentina de Productores Independientes de TV por Cable (AapiTVc), cuyo nacimiento oficial será en marzo próximo. El levantamiento del Canal Ideas de Cablevisión, suplantado por una señal de modas llamada Fashion TV con imágenes de desfiles extranjeros, y los rumores que indican que también sería levantada América Sports, son algunos de los elementos que llevaron a la conformación de esta sociedad. En los últimos tiempos, el cable vio perder las señales Bravo, Siempre Mujer, El canal de la mujer y CV Sat.

«Lamentablemente, en Argentina hay un gran individualismo, y sobre todo en este sector», dice Jorge Romano, presidente de la Cámara. «El crecimiento del cable en el país nos tomó desprevenidos. Entonces decidimos reunirnos a raíz del maltrato a las producciones nacionales que el cable recibe en Argentina por parte de gente que hoy está y mañana no».

 

Prop—sitos 

*La creación de un código de ética de la actividad.

*El mejoramiento de la calidad técnica de los productos.

*La instrumentación de los medios para la formación y supervisación de un sistema de medición de audiencias.

*Defensa de sus asociados ante violaciones a la libertad de expresión o atropello a sus derechos, cuando el asociado lo requiera.

*Representación de los intereses del sector frente a los poderes del Estado y otras entidades.

*Favorecer acuerdos comerciales entre sus asociados.

*Generación una o más señales propias de emisión de programas de televisión.

*Coordinar la contratación conjunta de insumos propios de la actividad por sus asociados.

*Facilitar el intercambio de materiales y contenidos entre sus asociados.

*Conformación de un banco de datos de la actividad.

*Preservación y defensa de las señales y contenidos audiovisuales de producción nacional en todas sus manifestaciones.

-¿ Por qué no se vincularon con la Cámara Argentina de Productoras Independientes de Televisión (CAPIT)?
– Como en esta profesión, lamentablemente, se manifiesta en un mayor grado uno de los defectos que tenemos los argentinos, el individualismo, fue imposible. Sin embargo, vislumbramos algo muy difícil, cuando nuestros colegas de canales abiertos forman su cámara de productores independientes, porque la televisión es una sola. Hay miles de productores, lo que genera un crecimiento muy importante en todo el país y está apurado por las circunstancias y las problemáticas que enfrentan en donde no ven aseguradas sus fuentes de trabajo. Como presidente de la Asociación considero que tenemos la misión de estar unidos. Argentina tuvo cinco empresas medidoras de audiencia con cinco canales abiertos y todavía no ha consolidado su posición.

– ¿ Se medirían las audiencias, la calidad o la producción?
– En principio, medir las audiencias debido a que nunca se hizo con seguridad. El tema es mejorar la producción, si no nos quedamos fuera del mundo, para lo cual también debemos trabajar por las señales nacionales, a través del nuevo gobierno, con la Comisión de Comunicaciones de la Cámara de Diputados. Lo que está en juego es la fuente laboral, con camarógrafos, iluminadores, periodistas, y creo que la penetración a partir de la globalización ha llegado a un límite desde el punto de vista político, ideológico y económico.

– ¿ Tienen acuerdo con los cableoperadores?
– No con los cableoperadores, pero estamos analizando cómo somos recibidos en las distintas cámaras empresariales, los canales y los estudios de grabación.

– ¿Cuáles son los planes inmediatos?
– Crecer en el aspecto técnico y profesional para que el diálogo con los propietarios de los canales sea igualitario, sabiendo que vamos a interesar a grandes empresas y capitales argentinos porque hay muchos inversionistas que desconocen que pueden tener 7, 8 o 10 señales. También se llevarán adelante esas inversiones a través de esta asociación.s

– ¿ Cuántos socios tiene?
– Al principio éramos más de 30 socios, ahora somos más de 70 y esperamos llegar en marzo a más de 200 integrantes.

– ¿ Tienen petición a nivel de gobierno porque hace falta un organismo que regule?
-No solamente estamos en vías de diálogo, con el ComFeR, sino con el Congreso. Hay que conservar las fuentes de trabajo y lo que es cierto es que todos nosotros tenemos que conservar el trabajo de nuestra gente. Argentina se convirtió en el tercer país con crecimiento en el cable a nivel mundial, y entonces, lo que hemos crecido, lo queremos conservar y seguir creciendo acompañando al capital, pensando en el consumidor final. Estar abiertos al mundo. El cable debe, además de entretener, informar y formar. La Asociación va a luchar para que todos los socios tengan sus medios.

Share