Juan Osorio de Televisa va a Corea para aprender de sus dramas y telenovelas

Juan Osorio

Juan Osorio productor de telenovelas de televisa

Hace unos 10 años cuando en la Cumbre Mundial de Telenovelas y Series de Ficción que realiza esta revista (TVMAS) invitamos a conferencistas de Corea del Sur para intercambiar ideas con líderes de la televisión latinoamericana, era impensable que empresas dominantes y menos Televisa, se interesaran en conocer la fórmula de los coreanos.

Cuando hablábamos de los K-Doramas  el nombre con que se conocen estos programas en Asia, similares a las miniseries occidentales y telenovelas latinoamericanas, muchos se taparon los oídos e hicieron lo del avestruz, meter la cabeza entre su propia tierra para no aturdirse con lo que estaba pasando al rededor.

Pues resulta que estos dramas son sumamente exitosos no solo en Asia, sino en todos los continentes y han contribuido al fenómeno general de la  llamada ola coreana, originados en Corea del Sur y los que también han mejorado las relaciones entre este país y los países del sureste asiático especialmente, en materia turística trayendo suculentas sumas de dinero.

Y cuando en la cumbre de Lima, en Perú debatimos sobre la ola coreana con la conferencista Yoo, Soo-Ah, tercera secretaria encargada de asuntos culturales de la embajada de la República de Corea, en Perú en 2010, a los presentes no nos quedó duda del impacto de estas historias, de su  esquema de producción, de la calidad de la dirección y de las interpretaciones que de manera arrolladora cautivan audiencias en países como el propio México y en la propia cocina de las telenovelas latinoamericanas.

Pero a las principales fábricas de telenovelas de América latina no les pareció interesante ni importante y no acudieron a estas importantes conferencias e intercambio de experiencias. Sin embargo, a nuevos jugadores sí; e inclusive a canales en Estados Unidos.

La mayoría de estos dramas han contribuido al fenómeno general de la ola coreana y suelen durar entre 16 a 40 capítulos (algunos llegan a 80), pero generalmente, estas producciones son cortas y están diseñadas para ser vistas por todo público, debido a la gran cantidad de temáticas que manejan e interactúan en redes sociales, por lo que son contenidos principalmente juveniles.

Se producen casi en vivo lo cual es un beneficio para el consumidor y para la producción que puede girar de manera flexible la historia.

Hoy podemos decir que TVMAS no se equivocó en su visión ya que ahora resulta que uno de los productores de talla internacional de telenovelas y exclusivo de Televisa, va a viajar a Corea del sur para aprender de estos dramas y telenovelas.

Se trata del productor de reconocidas telenovelas a escala mundial, Juan Osorio (exclusivo de Televisa, la principal productora y exportadora de telenovelas en español  a nivel mundial),  quien viajará en cuanto termine la temporada de Mi corazón es tuyo para aprender cómo funciona la industria de la televisión en el país asiático y transportarlo a una telenovela mexicana que estaría lista el próximo año en el horario de 20:30 horas.

“Ellos tienen una gran sinergia entre la televisión y las redes sociales que tienen un papel muy importante en el público juvenil, y bueno, siempre hay que tener la humildad de ir a aprender de gente que va adelantada de uno”, dijo con la humildad y carisma que caracteriza al exitoso productor.

Para este nuevo proyecto adelantó que volverá a trabajar con algunos actores de su última telenovela protagonizada por Silvia Navarro, ya que tienen “un gran futuro y una gran sensibilidad”, también celebró la oportunidad de poder contar historias en la pantalla chica con más herramientas.

“A pesar del género de la telenovela no estamos separados de narrarles a los niños, a los jóvenes una propuesta diferente; a eso voy a Corea del Sur, a ver su tecnología y cómo la aplican a la televisión”, explicó el  productor quien mantiene un acuerdo de exclusividad  con  Televisa.

Latinoamérica se ha sumado a la creciente transmisión de dramas coreanos, especialmente en países productores y exportadores de telenovelas como México, Perú y Venezuela, gracias a subvenciones del gobierno y embajadas de Corea.

Gracias a lo K-Doramas hemos aprendido sobre las costumbres y cultura coreana, la cual resulta exótica y novedosa. De esta manera para las audiencias aburridas de ver las telenovelas o series latinoamericanas  o más bien, occidentales y que casi siempre tratan los mismos temas y poco hacen innovaciones, los K-Doramas son la mejor opción, para enamorarse, llorar, emocionarse, transportarse a lugares bellos y mágicos y aprender de su cultura. Y ojo, pongan mucha atención también en las telenovelas y dramas de Turquía, porque están impactando de manera contundente en varios países del mundo. /Por Amanda Ospina, editora y directora de TVMAS magazine, creadora y productora de la cumbre mundial de la industria de la telenovela, series de ficción y contenidos transmedia.

Share