En México el gigante estadunidense AT&T amenaza el negocio de la TV de pago

11799_468

Francisco Gil Diaz, presidente de Telefónica en México

Los operadores dominantes no solo enfrentan cambios orgánicos del mercado, sino que ahora los visitará  AT&T,  quien se convertirá en el segundo operador de telecomunicaciones por ingresos, desplazando a la española Telefónica quien cuenta con una jugosa cifra de abonados modificando así, el mapa del mercado.  “Esta situación tiene a la empresa española bastante nerviosa”, aseguró la Cámara Nacional de la Industria de Televisión por Cable (Canitec) organización que también se debate frente a estos nuevos retos, de acuerdo a los resultados de su reciente convención en Ciudad de México.

El conjunto de cambios en la telefonía móvil, para Telefónica, que de acuerdo a versiones que circularon en su momento estaba interesada en entrar a Iusacell a través de la compra del 50% que vendió Televisa, la nueva situación es un problema y puede obligarla a ingresar al mercado de la TV de pago, como lo ha tenido que hacer en diversos países de la región latinoamericana. Pero aquí, frente a una realidad en la que Televisa, a través de la adquisición de Telecable, empresa del Grupo Hevi, disputa su  posición.

Megacable es su principal competidor y en 2014, el operador adquirió el 70% de las acciones de PCTV, tras retirarse Televisa de esta empresa de producción, distribución y comercialización de contenidos.

Según la consultora, Private Advisor Consulting Team, el mercado de la televisión de pago en México es dominado por la filial de Televisa; Sky con un 37.78%, seguido de Dish, que posee el 15.19%, Megacable 14.58%, Cablemás 7.9%, Izzi Telecom 5.59% y Cablecom con el 5.16% del mercado.

Share