“El cine mexicano aumenta pero hay que mejorar en los contenidos y técnica”, Julián Vázquez

 El cineasta inició el rodaje de Fausto, su segundo largometraje con una inversión de 25 millones de pesos

Elenco y equipo de producción durante el claquetazo de Fausto


En un conocido hotel de la Ciudad de México, se realizó el inicio del rodaje de la película Fausto; actores, equipo de producción e invitados especiales se dieron cita en una cena previa, donde TVMAS tuvo presencia.

El anfitrión de la noche fue Julián Vázquez, director y productor de la cinta, quien agradeció a todos los presentes por el inicio de una aventura más en su carrera cinematográfica. Fausto será su segundo largometraje, después de su exitosa opera prima El Silencio del Roble.

“Es un guion propio y muy cuidado que habla mucho de incidencias de la vida en una historia interesante pero entretenida y atractiva. Buscamos que tuviera trasfondos importantes y temas reflexivos, esto hizo que actores e inversionistas se fueran sumando al proyecto”, comentó Julián Vázquez.

Julián Vázquez, director y productor de Fausto, junto al actor Pablo Astiazarán

¿Qué tan difícil es sumar inversionistas a la producción de cine en México? ¿En qué momento se encuentra la industria?

“Hay un tema dinero e infraestructura, pero para nuestras posibilidades estamos logrando grandes cosas, tenemos grandes producciones muy acertadas y cada vez mejores guiones, por algo las empresas apuestan cada vez más. El cine mexicano ha crecido fuertemente, en contenidos siempre tenemos un poco de complicación y nuestra calidad técnica. Lo que falta es un poco de coordinación pero vamos por buen camino, por algo hay grandes cineastas, guionistas y fotógrafos nominados alrededor de los festivales en el mundo”, finalizó el cineasta.

Fausto cuenta con una inversión de 25 millones de pesos. El 85 % del rodaje se hará en Puebla y el 15% en la Ciudad de México. El filme es protagonizado por Juan Carlos Barreto, Rosa María Bianchi, Odalys Ramírez y Pablo Astiazaran.

La historia de Fausto, un exitoso pintor de 64 años, que justo en la cumbre de su carrera, es destinado a vivir el dramático suicidio de su esposa. Siendo ella, su única familia. Este suceso detonador, inexplicablemente llevará a Fausto a viajar en el tiempo. Abriendo con ello, la posibilidad de cambiar la suerte de la mujer que lo acompañó toda su vida. Mediante un relato emocionante, profundo e inspirador, esta aventura cinematográfica nos hará replantear nuestras prioridades. Así como también, incitará a nuestro pensamiento para profundizar en temas existenciales y filosóficos.

Share