Guerra de China y Corea con Estados Unidos por el mercado de celulares y tabletas

China representó en 2012, US$22.800 millones en ventas a Apple, pero aun así, reconoce errores y tuvo que disculparse.

Tim Cook, CEO de Apple.

Quien lo iba a creer pero en Asia, el CEO de Apple, Tim Cook, ofreció disculpas a sus consumidores en China por las deficiencias en las garantías de sus productos. Con esto de “excuse me” el CEO de Apple busca proteger un mercado que le representó a la empresa californiana US$22.800 millones en 2012.

China es un mercado estratégico para cualquier empresa de tecnología y, en el caso de Apple, no es la excepción. Los ingresos de la Gran China, que incluyen Taiwán y Hong Kong, ascendieron a US$7.300 millones en el primer trimestre fiscal del nuevo ejercicio, lo que supone un crecimiento de 60% respecto al año pasado.

Pero a Apple, le faltan bolas, si bien sus cifras de ventas en China son importantes, está a la cola de Lenovo y la coreana Samsung, quienes dominan ese mercado de más de 1.000 millones de habitantes. De hecho, Apple ocupa apenas el sexto lugar en ventas.
La mala racha para la compañía de Cook en el país asiático comenzó hace meses con el escándalo Foxconn, uno de los mayores proveedores y fabricantes de Apple en China, acusado en 2012 de maltrato a los trabajadores y jornadas laborales demasiado extensas.

Actualmente, se conjugan dos hechos clave. El primero y más conocido es el de los recientes cambios en las políticas postventa del iPhone. A juicio de los consumidores y medios de comunicación chinos, la garantía es mucho menor a la ofrecida en otros países. A esto se suma el tinte político que siempre está presente entre China y Estados Unidos, pues el gobierno comunista, dueño de los medios, podría estar protegiendo las compañías locales para que no pierdan mercado.

Para evitar mayores líos, Cook se comprometió a revisar sus prácticas de consumo. El directivo dijo que la segunda economía más grande del mundo, China, es un mercado crucial para la toma de decisiones en torno al iPad.

“Somos conscientes de que, debido a la insuficiente comunicación externa, se ha podido considerar la actitud de Apple como arrogante o indiferente frente a los comentarios de los consumidores”, dijo el CEO en una carta escrita en chino en el sitio web local de Apple. “Expresamos nuestras más sinceras disculpas por haber causado a los consumidores cualquier recelo o incomprensión”, dijo.

Entre los cambios que señala Cook en la carta de disculpa se incluye que Apple mejorará su política de reparación para el iPhone 4 y el iPhone 4S, así como a ofrecer más clara información sobre las garantías en su sitio web y mejorar la formación del personal de ventas.

Pero los problemas no son solo en China. La Oficina de Patentes de Estados Unidos rechazó en los últimos días una patente solicitada para el iPad mini, situación que se vio reflejada en la caída de la acción en 3,11% el lunes 1 de abril. Una mala racha de Apple.

Share