En Paraguay: Protestan telefónicas ante la fusión Tigo-Cablevisión

Aseguran que esta unión creará un “superoperador”, con características monopólicas.

Representantes de las telefónicas: Personal, Claro y Vox, se dieron cita el pasado 22 de agosto ante la Comisión de Obras Públicas de la Cámara de Diputados, para denunciar su desacuerdo por la compra de Cablevisión por parte de Tigo, la cual se realizó por 150 millones de dólares, el 16 de julio pasado. Las empresas de telefonía piden que se rechace la fusión, ya que aseguran, esto creará un “superoperador”, el cuál atentará contra la libre competencia debido a sus características monopólicas.

“Tal operación debe ser rechazada en todos sus términos por parte de Conatel, esto es porque hay varios artículos de la Ley 642 de Telecomunicaciones, de la Constitución Nacional y mismos reglamentos de Conatel que están siendo violados. Los monopolios están prohibidos en todas partes, ya que estos destruyen la competencia, y al no tenerla, fijan libremente los precios y estándares de calidad y obviamente el que pierde es el usuario”, comentó Francisco Gutiérrez, representante de la compañía Personal.

Por su parte, Javier Parquet, asesor legal de Tigo, dijo: “La compra de Cablevisión no viola ninguna ley, ya que la compra se da dentro de la libre economía de mercado y libertad de competencia, y esta se halla plenamente sometida a los principios jurídicos y económicos requeridos. Ninguna norma de defensa a la competencia reprime el hecho de gozar posición privilegiada en el mercado por su eficiencia”, concluyó el Parquet.

Cabe resaltar que, Tigo, propiedad de la telefónica sueca Millicom International Cellular, cuenta actualmente con el 67% del mercado de la telefonía móvil (3,6 millones de personas), así como también es el principal operador de internet, con 210.000 usuarios. Por su parte, Cablevisión es el mayor operador de TV de pago, sumando un promedio de (120.000) clientes.

Share